Terror a la carta

¡Que combo irresistible! Fiestas, rock and roll, cerveza (mucha),  jovencitas con poca ropa (muy poca), asesinos, monstruos, zombies y espíritus. El terror b-class de los ochenta era así. And we love it!

Pero bueno, algunas aclaraciones: el clase b va desde el amateurisimo puro -películas imposibles de terminar de ver- hasta filmes que no reunían las condiciones de un éxito comercial pero si gozaban orgullosas la categoría “de culto”.

En este último grupo se encuentra “Nights of the Demons”, de 1988: Arrancamos con una fiesta de halloween en una casa abandonada/embrujada (alcohol y rock and roll vienen incluidos en el pedido), continuamos con un ritual, y terminamos con posesiones demoníacas intentando cobrarse la mayor cantidad de víctimas posibles. Clásico. Infalible.

¿Algo más? Si!, tenemos a Linnea Quigleyscream queen diosa del género- con toda su sensualidad y gracia a la hora de tirar nudes y el irresistible baile al ritmo de heavy metal de Amelia Kinkade. Eso debería ser suficiente para tener un excelente plan de terror film por la noche.

NOTD tuvo relativo éxito, y hubo segunda parte en 1994 -hasta aquí aceptamos-. También tercera y hasta un remake en 2009, que recomendamos no ver bajo ningún concepto.

Bueno, lo ideal sería volver 25 atrás, ir corriendo al videoclub y hacerse con el VHS de Night of the Demons. Como es imposible, la pueden bajar acá o ver online subtitulada. De nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s