La hija del sepulturero

Cruzamos miles de kilómetros de tierra y mar, y tenemos comunicación directa con Violeta (antes Juanita y Los Feos, ahora RATA NEGRA). Sí que es un lujazo saber que anda escuchando y que nos recomienda la voz (y el bajo) detrás de una de las bandas mas explosivas de la actualidad, que nos vuelve locos a puro punk rock oscuro y siniestro, digna sucesora de las noches más largas de los años ochenta.

Basta de tanto jaleo, y vamos con las recomedaciones.

DISCOS:

LAS MORSAS, “Las Morsas” (2019). Riots girls de pop destartalado y desafinando en clave de punk, directo desde Madrid.

DEAD MOON, “In The Greaveyard” (1988). Clásico americano.

RIKI: “Riki” (2020). synth-pop comandado por la misteriosa Niff Nawor, directo desde L.A., California. Nos encantó.

PELÍCULA:

Midsommar (Ari Aster, 2019)

La pueden bajar acá.

Muchas gracias Violeta por estás recomendaciones punks-riot-synth, y una inquietante película sobre un extraño festival pagano en remotas tierras suecas. Y claro, pueden escuchar a RATA NEGRA, les aseguro que no se arrepentirán.

KEEP THE HEART ON

Jesse Hughes era un chico tímido e introvertido. Si no fuera por su amigote Joshua (que a los 12 años ya era un ropero), no hubiera sobrevivido al secundario. Ya de adulto, cumplió con los requisitos de la White Normal Life: empleo, obesidad, esposa, hijos. De la casa al trabajo, y del trabajo a la casa. Todo marchaba sobre ruedas hasta que un día regresó a su hogar más temprano de lo habitual y se encontró a su esposa con el amante (¿les suena conocida la historia?).

De ahí en más el pobre Jesse se vino a pique: depresión, perdida de peso, tendencias suicidas. Entonces su madre llamó al único amigo que podía ayudarlo: El bueno de Joshua. Se reencontraron y tocaron un poco la guitarra, y viendo que Jesse tenía habilidades musicales, Josh Homme -convertido en rockstar de Kyuss y QOTSA– le propuso un trato: si componía 30 buenas canciones, estaba dispuesto a formar una banda con él.

Y el ya no tan bueno ni pobre de Jesse compuso 50 canciones.

-: ¿Formamos una banda? -: No tan rápido! Antes, una advertencia: este es un puto camino de ida. No hay vuelta atrás. Olvídate de todo lo que sabías, porque tu vida está por cambiar radicalmente.

-: Perfecto, donde firmo? -: Aquí. Listo. A partir de hoy, eres Jesse “The Devil” Hughes.

Ese día nacieron los Eagles of Death Metal y Jesse se convirtió en todo un personaje. Guitarras distorsionadas, algo de hard, un poco de stoner, y mucho humor. Sacaron varios discos, divertidos video clips, y la banda se transformó en un extraño circo donde desfilaron un sinfín de músicos como Dave Grohl, Nick Oliveri, Dean Fertita, Joey Castillo o Dave Catching.

El grupo se había convertido en algo único: Jesse era un personaje controvertido y totalmente fuera de serie (hasta le hicieron un documental: The Redemption of the Devil). Tras sus espaldas pasaban músicos de bandas famosas y reconocidas. Sus shows eran una pasada alocada de rock´n´roll. Y sin embargo los Eagles of Death Metal seguían siendo una banda poco conocida, y eso en parte los hacia especiales. No una banda de culto, pero algo así.

¿Pero como, no teníamos que reseñar un vinilo aquí? EOTM tiene 4 discos, y Heart On fue el tercero. Salió en 2008 y mantiene una constante en la discografía del grupo: es electrizante de principio a fin, y tiene excelente presentación: lámina con fotos a todo color, letras y ficha técnica. ¿Algo más? ¡Sí! ¡viene de regalo un simple 45´s con bonus tracks!

Años después la historia es conocida. Noviembre del 2015 y la masacre de Bataclán. Un coñazo. Obviamente nada fue igual. Hasta Bono de U2 se reconoció fanático de la banda y organizó su concierto de regreso. Incluso hace unos meses apareció un nuevo disco que es exclusivamente de covers. Versiones bastante particulares. No está mal.

Pero, obviamente, ya nada es como antes.

La hora del lobo

ENGLISH VERSION HERE!

Comunicación internacional con Alan “Harley Wolf” Clark: Sonidos salvajes a 45 rpm arremetiendo desde sus bandejas a través de Knif Files, su ciclo mensual en Radiocore (también disponible en su mixcloud).

Nos cuenta sus comienzos en la radio, y nos recomienda discos, películas y libros traídos directamente desde otra dimensión…

Empecé con los Knif Files hace unos 5 años. Había estado coleccionando simples de 45´s durante más de 10 años en ese momento y quería comenzar a compartir mi colección con otros. Siempre quise asistir a un programa de radio y había estado escuchando algunos increíbles en mixcloud subidos por Radiocore.org. Me puse en contacto con ellos a través de Facebook y acordaron dejarme hacer un show propio...”

.

DISCOS:

Mis propias inspiraciones para coleccionar comenzaron con mi fascinación por Lux Interior de los Cramps. En particular, su único programa de radio “Radio Cramps: The Purple Knif show“, que es una grabación de Lux tocando algunos de sus discos favoritos y novedades marcadas con sus propias introducciones y efectos de sonido… este es un álbum que definitivamente recomiendo comprar!

Y si me preguntas por otro disco favorio, sería “It´s Monster Surfing Time” de  The Deadly Ones! (1964)

.

PELÍCULAS:

¿Una película? Definitivamente recomendaría ver “Spider Baby” (1968)

La pueden ver acá

.

LIBROS:

Dos libros. Voy a elegir “Laberintos: historias seleccionadas y otros escritos” de Jorge Luis Borges y “Las realidades cambiantes: escritos literarios y filosóficos seleccionados” de Philip K. Dick.

Gracias Alan! Pueden escuchar todos sus archivos en mixcloud, y para esta ocasión particular Harley nos recomienda el primer episodio:

Songs The Wolf Taught Us!

VERSIÓN EN ESPAÑOL!

International communication with Alan “Harley Wolf” Clark: Wild sounds at 45 rpm lashing out from their decks via Knif Files, his monthly cycle on Radiocore (also available on his mixcloud).

He tells us about his beginnings on the radio, and recommends records, movies and books brought directly from another dimension….

“I started Knif Files about 5 years ago. I had been collecting 45’s for over 10 years at that point and wanted to start sharing my collection with others. I had always wanted to a radioshow and had been listening to some amazing shows on mixcloud uploaded by Radiocore.org, I contacted them via Facebook and they agreed to let me do a show of my own.”

.

RECORDS:

“My own inspirations for collecting started with my fascination of Lux Interior of The Cramps. In paticular his one off radioshow “Radio Cramps: the Purple Knif show“, which is a recording of Lux playing some of his favorite records and novelties punctuated with his own intros and sound effects… this would be an album I definitely recommend buying!


And if you ask me for another favorite album, it would be “It´s Monster Surfing Time” by The Deadly Ones! (1964)

.

MOVIES:

I’d definitely recommend watching “Spider Baby” (1968)

You can see here.

.

BOOKS:

I choose two books: “Labyrinths: Selected Stories and Other Writings” by Jorge Luis Borges, and “The Shifting Realities of Philip K. Dick: Selected Literary and Philosophical Writings

Thanks Alan!! You can listen to all his files on his mixcloud, and for this occasion particularly Harley recommends the first episode:

the jamaican clash soundsystem

Joder, que tema el de los benditos bootlegs. Discos no oficiales, que por lo general son versiones demos o ensayos, shows grabados desde la radio (broadcasting) o shows tomados directamente desde las consolas de sonido.

Por lo general perdemos siempre la apuesta: la presentación del disco promete una rareza o joya de incalculable valor en la colección de nuestro artista favorito, pero después de la primera pasada es inevitable que nos corra por la espalda la fría sensación de haber sido estafados.

Bandas como los Cramps incluso tienen más bootlegs que discos oficiales. Pero bueno, lo admito, las increibles portadas de esos ábunes ya valen lo gastado.

Pero en este caso, vamos a permitirnos una excepción. Noviembre de 1982, Kingston, Jamaica. The Clash llega como parte de una larga gira a la tierra del ska, reggae y el dub.

Las relaciones entre los miembros de la banda no eran las mejores, pero era un concierto especial. Vamos, no me hagan contar la enorme influencia que tuvo la cultura jamaiquina sobre el punk ingles -el rollo de Don Letts pinchando discos en los primeros gigs de punk, los soundsystems y el cannabis como principal entretenimiento de los futuros england punks rockers, etc, etc.…-

Los Clash ya habían estado en la isla hace unos años, grabando en el mítico Studio One con el gran Mickey Dread -en una desopilante historia con armas de fuego incluidas-. Pero su debut y despedida sobre los escenarios fue en marco del Jamaican World Music Festival el 27 de Noviembre.

Nota al pie: ¡Que pasada de festival! B-52´s, Aretha Franklin, Peter Tosh, The Beach Boys, Toots and the Maytals…

Pero volviendo a lo que nos interesa aquí -el bendito bootleg-, el set de temas que venían haciendo habitualmente los Clash incluía algunas de sus jamaican-songs. En este caso podemos escuchar One More Time, The Guns of Brixton, Bank Robber y el cover de Armagideon Time, más clásicos como Spanish Bombs, Train in Vain y un cierre magnífico con Straight To Hell (cierre del bootleg, ya que quedó afuera del disco la última canción: I Fought the Law).

El sonido del álbum -pequeño detalle que nos olvidábamos- no llega a la calidad de un oficial pero está realmente muy bien, incluso podemos decir (aunque sea para justificar los billetes gastados) que refleja fielmente el vivo de los Clash, sin retoque ni maquillaje.

No quiero caer en eso de “si eres fan de los Clash disfrutarás mucho de este álbum y bla bla bla”. Pero si eres fan de los Clash disfrutarás mucho de este álbum.

Y como nos quedamos cebados con todo este rollo jamaican-reggae-punky, a continuación un pequeño set list de los originals que versionaron Joe y sus compinches… de nada!

demasiado tiempo libre

Comunicación directa con IGNACIO MOLINA (Bahía Blanca, 1976), escritor y periodista. Publicó relatos (Los Estantes Vacios), poesía (Viajemos en subte a China y El idioma que usan todos) y varias novelas (El Cuarto Deseo, Los Puentes Magnéticos…).

También colaboró con medios gráficos y digitales y dicta talleres literarios. Es fanático del Excursionistas Footbal Club.

Nos recomienda discos y libros (los clásicos jamás pasaran de moda!), y algo de cine argentino bien actual. A tomar nota:

DISCOS:

Artaud de Luis Alberto Spinetta (falsamente de Pescado Rabioso). El clásico de 1973 que escucho siempre pero que en la cuarentena estoy escuchando especialmente seguido. Debe ser uno de los mejores discos de la historia de la música…”

Lista de reproducción de Artaud

LIBROS:

El Aleph de Jorge Luis Borges. Podría elegir ese o también su otro gran libro de la década del cuarenta: Ficciones. Al igual que Artaud, son clásicos que releo siempre pero a los que volví en la cuarentena. Dos de los mejores libros de cuentos de la historia de la literatura…”

PELÍCULA:

De la noche a la mañana”, una película del argentino Manuel Ferrari. La vi hoy por cine.ar (pagando 30 pesos). La protagonizan Esteban Menis y la chilena Manuela Martelli (también protagonista de una película muy linda llamada “Navidad” y actriz de “Dos disparos” de Martín Rejtman. Ignacio, el protagonista, se entera de que su mujer está embarazada y a los pocos días viaja a Valparaíso para dar una conferencia en la Universidad de arquitectura. Y entonces le pasan cosas. Me gustó.

¡Gracias Ignacio Molina! Pueden ver algunos de sus libros en Editorial Entropía, y algunas notas en Eterna Cadencia.

voodoo at home with Screamin`

¿Por donde empezar? ¿Qué decir de Screamin´? El precursor absoluto del shock horror, dueño de una voz salida de las mismísimas cavernas del infierno.

Nació en 1929 en Cleveland, Ohio. Nunca conoció a sus padres, y fue criado por una vieja india que lo inició en la brujería.

A los 15 años se metió al ejercito y participó de la segunda guerra mundial, fue atrapado en lineas enemigas y torturado. Cuenta la historia que logró escapar cortándole el pescuezo a uno de los guardias. Y a otro le hizo estallar una granada en la boca. 

¿Verdad? ¿Mentira? ¿Exageración? Todo que sí, asi es la vida de Screamin´

También se ganó la vida como boxeador (campeón de pesos medios en Alaska en 1949), pero desde pequeño mostró dotes musicales y así sería como saltaría a la fama. Coqueteando con el blues o en formato bigband, siempre era su vozarrón y su estrafalaria imagen la que terminaban sobresaliendo. Y su comportamiento impredecible, claro. Capaz de romperle la nariz a un productor por no querer grabarlo o pelearse con su banda por salir vestido de maestro de ceremonia vudú al escenario.

El éxito por fin llega cuando un productor lo convence -alcohol y drogas mediante- de transformar la calmada balada I Put a Spell on You en un recitado casi hipnótico en medio de gritos y alaridos propios de un ritual antiguo. Incluso el tema fue prohibido y las emisoras de radio se negaban a pasarlo.

At Home with Scremin´Jay Hawkins” salió en 1958, y se podría catalogar como un disco de rock and roll and blues. Y escuchar la voz tan característica de Screamin siempre al frente nos transporta inmediatamente ante este lunático impredecible, acompañado de un bastón con una calavera llamada Henry, pantalones de leopardo y que aparecía en el escenario saliendo desde un ataúd.

At Home With Screamin´Jay Hawkins (1958)

Me olvidaba: también fue actor, tuvo más de 70 hijos, una de sus mujeres casi lo mata de una cuchillada, y pasó 22 meses preso (hasta el día de hoy no sabemos porqué). Quedará para otro articulo.

Donde quieras que estés Screamin´… SALUD!

How does it feel?

Tenían más actitud que el resto de las girl-bands de la época. Sabían que la imagen también era importante. Y tenían talento, claro. Verónica y su hermana Estelle Bennet, junto a su prima Nedra, eran las Ronettes.

De corte más rockero, fueron las ídolas indiscutibles de Joey Ramone, andaban con los Rolling Stones, cantaron y grabaron con Jimmy Hendrix. Johnny Thunders iba a sus conciertos y lloraba. Brian Wilson se inspiró en sus canciones.

La historia se remonta a finales de los ´50 y principios de los ´60 en New York, épocas de idas y vueltas sin éxito con el sello discográfico Colpix Records. Hasta que por fin se cruzan en el camino del productor Phil Spector –genio, loco, y peligroso por igual-, fichan con él en 1963 (Philles Records), y un año después sale su único LP: Presenting The Fabulous Ronettes featuring Veronica.

Presenting the fabulous RONETTES featuring VERONICA

El disco fue un éxito instantáneo con canciones como “Be my baby”, “Walking in the rain” o “So Young”. Se volvió a editar en vinilo a principios de esta década, pero las ediciones originales son una figurita difícil de los grandes coleccionistas.

La mayoría de los temas están firmados por Phil, y el plantel de músicos es un seleccionado estelar. Hay una versión de What´d I Say de Ray Charles, e incluso Cher y Soony tuvieron su debut en un estudio de grabación participando en algunos coros del disco.

En medio, un romance totalmente enfermizo entre Phil y Verónica (ya convertida en Ronnie Spector). El productor –famoso por su “wall of sound”-, también tenía la mejor calificación en la materia celos y amenazas (de hecho, hoy está cumpliendo condena por el homicidio de la actriz b-class Lana Clarson)

La idea de que el éxito del grupo la alejara de Ronnie volvía loco a Phil, lo que derivo en un auto-boicot constante contra el grupo. En la época de oro de los singles, potenciales numer-one no eran publicados a propósito, o canciones grabadas por las Ronettes se atribuían a otro grupo (The Crystals, por ejemplo)

Luego de varias idas y vueltas, y ser teloneras de The Beatles en su gira por América, se separaron en 1967. Hubo un breve regreso (solo con Ronnie como integrante original) en los ’70, pero los vientos ya soplaban en otra dirección. La época de esplendor de las girl-bands había pasado.

Un fuerte olor a sangre…

Estaban en el momento justo, en el lugar indicado. Tenían talento. Eran jóvenes, hermosos y arrogantes. Y el destino quería que sea perfecto. Un accidente de coche, y la historia convertida en mito.

Los Singles” gira en la bandeja. Desde la contratapa, Eduardo y Ana nos miran con la tranquilidad impasible de los que presienten que están un paso -o varios- más adelante. ¿Este disco ya tiene casi 40 años? No lo puedo creer. Los temas van pasando. Me tienta decir que suena jodidamente actual. Pero no es cierto. Suena más que actual: es como si fuera atemporal.

¿20 años tenían estos chicos? ¿Y escribían esas letras? Que mal que estamos hoy… ¿O será pura fascinación nostálgica? Trasladarse a tiempos y geografías que nunca vivimos, que ya no existen. Algunos sobrevivientes advierten “que no era para tanto”. Pero el disco sigue girando y lo que no puede mejorar solo mejora.

Lo cierto es que Parálisis Permanente es toda una institución. Surgida del embrión de Alaska y Los Pegamoides -otra maravilla de la que luego hablaremos-, es el mejor exponente del postpunk en español. Porque estuvieron ahí, en el lugar y en el momento justo. Y eso no se puede aprender, ni copiar. No hay tutoriales en youtube ni clases particulares.

El disco sigue girando. Las canciones: “El acto”, “Un día en Texas”, “Tengo un pasajero”… ¿van entendiendo de que va?

Eduardo nos sigue mirando desde el más allá. El destino trágico es parte de su historia, nos guste o no, y escuchar sus discos es un gran homenaje. Aunque hay ciertas obras (discos, libros, cómics, películas…) que son tan grandes que la sensación que nos queda al final del día es la inversa: el homenaje y el favor nos lo hicimos a nosotros mismos.

Go Tell The Mountain

Poeta maldito, artista sin suerte, idolatrado por grandes músicos como Nick Cave o Iggy Pop. Le fue mejor en Europa que en su propio país. Hoy considerado de culto y gozando de un reconocimiento que nunca tuvo en vida.

Jeffrey Lee Pierce fundó en 1980 a The Gun Club -por los que pasaron Kid Congo Powers y Patricia Morrison-, en donde desplegó un arsenal de canciones que iban desde la mixtura del blues y el punk hasta el new wavecountry psicobilly.

Era el presidente del club de fans de Blondie, pero en sus canciones estaban presentes la imaginería del vudú, los espíritus, los esclavos y la tradición sureña americana del blues. 

Y precisamente es este último aspecto el que nos lleva a presentar Ramblin´ Jeffrey Lee and Cypress Grove with Willie Love, su particular homenaje a grandes maestros como Skip James, Lightnin´ Hopkins o Frankie Lee Sims. 

Aparecido originalmente en 1992, el álbum fue grabado en Holanda y cuenta con, además de las versiones, dos temas propios de Jeffrey, donde demuestra lo bien que asimiló los clásicos y su capacidad para estar a la altura de la vieja tradición bluesman del delta del Mississippi.

Hace 10 o 15 años el formato vinilo tuvo una explosión que todavía no sabemos donde va a terminar. Junto a reediciones de todos los colores y formas, abundan los discos mal prensados, bootlegs de dudosa calidad, grabaciones que no fueron pensadas para editarse…

En este contexto, tenemos la suerte de que el sello español BANG! RECORDS (allegados al histórico Munster Records) haya metido manos en el asunto y haya reeditado buena parte de la discografía de The Gun Club y de Jeffrey Lee Pierce.

Así, en 2013 apareció la reedición de Ramblin´ Jeffrey Lee & Cypress Grove with Willie Love, en formato doble Lp. Con 7 canciones más que en la versión original del vinilo (5 inéditas), una cuidada presentación de packaging y carátulas, y un sonido excepcional.

Un disco impecable para seguir adentrándonos en el atormentado mundo de Jeffrey Lee Pierce, muerto en 1996 y poco a poco convertido en leyenda.