KEEP THE HEART ON

Jesse Hughes era un chico tímido e introvertido. Si no fuera por su amigote Joshua (que a los 12 años ya era un ropero), no hubiera sobrevivido al secundario. Ya de adulto, cumplió con los requisitos de la White Normal Life: empleo, obesidad, esposa, hijos. De la casa al trabajo, y del trabajo a la casa. Todo marchaba sobre ruedas hasta que un día regresó a su hogar más temprano de lo habitual y se encontró a su esposa con el amante (¿les suena conocida la historia?).

De ahí en más el pobre Jesse se vino a pique: depresión, perdida de peso, tendencias suicidas. Entonces su madre llamó al único amigo que podía ayudarlo: El bueno de Joshua. Se reencontraron y tocaron un poco la guitarra, y viendo que Jesse tenía habilidades musicales, Josh Homme -convertido en rockstar de Kyuss y QOTSA– le propuso un trato: si componía 30 buenas canciones, estaba dispuesto a formar una banda con él.

Y el ya no tan bueno ni pobre de Jesse compuso 50 canciones.

-: ¿Formamos una banda? -: No tan rápido! Antes, una advertencia: este es un puto camino de ida. No hay vuelta atrás. Olvídate de todo lo que sabías, porque tu vida está por cambiar radicalmente.

-: Perfecto, donde firmo? -: Aquí. Listo. A partir de hoy, eres Jesse “The Devil” Hughes.

Ese día nacieron los Eagles of Death Metal y Jesse se convirtió en todo un personaje. Guitarras distorsionadas, algo de hard, un poco de stoner, y mucho humor. Sacaron varios discos, divertidos video clips, y la banda se transformó en un extraño circo donde desfilaron un sinfín de músicos como Dave Grohl, Nick Oliveri, Dean Fertita, Joey Castillo o Dave Catching.

El grupo se había convertido en algo único: Jesse era un personaje controvertido y totalmente fuera de serie (hasta le hicieron un documental: The Redemption of the Devil). Tras sus espaldas pasaban músicos de bandas famosas y reconocidas. Sus shows eran una pasada alocada de rock´n´roll. Y sin embargo los Eagles of Death Metal seguían siendo una banda poco conocida, y eso en parte los hacia especiales. No una banda de culto, pero algo así.

¿Pero como, no teníamos que reseñar un vinilo aquí? EOTM tiene 4 discos, y Heart On fue el tercero. Salió en 2008 y mantiene una constante en la discografía del grupo: es electrizante de principio a fin, y tiene excelente presentación: lámina con fotos a todo color, letras y ficha técnica. ¿Algo más? ¡Sí! ¡viene de regalo un simple 45´s con bonus tracks!

Años después la historia es conocida. Noviembre del 2015 y la masacre de Bataclán. Un coñazo. Obviamente nada fue igual. Hasta Bono de U2 se reconoció fanático de la banda y organizó su concierto de regreso. Incluso hace unos meses apareció un nuevo disco que es exclusivamente de covers. Versiones bastante particulares. No está mal.

Pero, obviamente, ya nada es como antes.

How does it feel?

Tenían más actitud que el resto de las girl-bands de la época. Sabían que la imagen también era importante. Y tenían talento, claro. Verónica y su hermana Estelle Bennet, junto a su prima Nedra, eran las Ronettes.

De corte más rockero, fueron las ídolas indiscutibles de Joey Ramone, andaban con los Rolling Stones, cantaron y grabaron con Jimmy Hendrix. Johnny Thunders iba a sus conciertos y lloraba. Brian Wilson se inspiró en sus canciones.

La historia se remonta a finales de los ´50 y principios de los ´60 en New York, épocas de idas y vueltas sin éxito con el sello discográfico Colpix Records. Hasta que por fin se cruzan en el camino del productor Phil Spector –genio, loco, y peligroso por igual-, fichan con él en 1963 (Philles Records), y un año después sale su único LP: Presenting The Fabulous Ronettes featuring Veronica.

Presenting the fabulous RONETTES featuring VERONICA

El disco fue un éxito instantáneo con canciones como “Be my baby”, “Walking in the rain” o “So Young”. Se volvió a editar en vinilo a principios de esta década, pero las ediciones originales son una figurita difícil de los grandes coleccionistas.

La mayoría de los temas están firmados por Phil, y el plantel de músicos es un seleccionado estelar. Hay una versión de What´d I Say de Ray Charles, e incluso Cher y Soony tuvieron su debut en un estudio de grabación participando en algunos coros del disco.

En medio, un romance totalmente enfermizo entre Phil y Verónica (ya convertida en Ronnie Spector). El productor –famoso por su “wall of sound”-, también tenía la mejor calificación en la materia celos y amenazas (de hecho, hoy está cumpliendo condena por el homicidio de la actriz b-class Lana Clarson)

La idea de que el éxito del grupo la alejara de Ronnie volvía loco a Phil, lo que derivo en un auto-boicot constante contra el grupo. En la época de oro de los singles, potenciales numer-one no eran publicados a propósito, o canciones grabadas por las Ronettes se atribuían a otro grupo (The Crystals, por ejemplo)

Luego de varias idas y vueltas, y ser teloneras de The Beatles en su gira por América, se separaron en 1967. Hubo un breve regreso (solo con Ronnie como integrante original) en los ’70, pero los vientos ya soplaban en otra dirección. La época de esplendor de las girl-bands había pasado.