A hard bone to crack…

Tramposo. Engreído. Mujeriego. Borracho. También mago y ocultista. Las personas que están a su alrededor por lo general terminan muertas. Culpa suya una niña inocente de 9 años está condenada eternamente al infierno.

John Constantine no es precisamente el mejor tipo que te puedas encontrar en la barra del bar. Pero seguramente estará dispuesto a compartir un trago, siempre y cuando seas tú quien pague la cuenta. Creado por Alan Moore en The Swamp Thing, se transformó en una de las figuras más icónicas del cómic para adultos.

Demonios de todos los círculos del infierno, brujas, asesinos en serie o tribus caníbales perdidas en algún confín del mundo. Ritos vudú, paganismo y antiguas invocaciones. Lejos de ser un héroe o justiciero, por lo general John termina salvándose por un pelo. Pero deja un completo desastre detrás. Donde pisa ya no crece el pasto.

Es una de las series más longevas y hasta el día de hoy Constantine sigue luchando contra las fuerzas sobrenaturales e intenta salvar su alma condenada.

Aunque como dice Lucifer, el Primero de los Caídos: “Tarde o temprano el juego se acaba. Y John, hay muchos ahí abajo esperándote. Y no va a alcanzar toda la compasión del mundo para aliviar el dolor que te espera….”

Nos vemos pronto, Constantine!

La hija del sepulturero

Cruzamos miles de kilómetros de tierra y mar, y tenemos comunicación directa con Violeta (antes Juanita y Los Feos, ahora RATA NEGRA). Sí que es un lujazo saber que anda escuchando y que nos recomienda la voz (y el bajo) detrás de una de las bandas mas explosivas de la actualidad, que nos vuelve locos a puro punk rock oscuro y siniestro, digna sucesora de las noches más largas de los años ochenta.

Basta de tanto jaleo, y vamos con las recomedaciones.

DISCOS:

LAS MORSAS, “Las Morsas” (2019). Riots girls de pop destartalado y desafinando en clave de punk, directo desde Madrid.

DEAD MOON, “In The Greaveyard” (1988). Clásico americano.

RIKI: “Riki” (2020). synth-pop comandado por la misteriosa Niff Nawor, directo desde L.A., California. Nos encantó.

PELÍCULA:

Midsommar (Ari Aster, 2019)

La pueden bajar acá.

Muchas gracias Violeta por estás recomendaciones punks-riot-synth, y una inquietante película sobre un extraño festival pagano en remotas tierras suecas. Y claro, pueden escuchar a RATA NEGRA, les aseguro que no se arrepentirán.

976-EVIL!

El puntaje medio que obtiene este class-b horror ochentero es precisamente su condena: pareciera que la calificación final es apenas un “pasable”. Y precisamente eso hacemos, la pasamos de largo. Flotando en medio de la tabla, siempre hay mejores opciones.

Pero bueno, aquí entra otra cuestión en juego: las puñeteras críticas y puntajes de la internet. Ok, muchas veces aciertan y nos salvan de pasarnos dos horas frente a la pantalla viendo un fiasco, pero otras muchas están hechas por capullos imberbes fanáticos de netflix.

976-EVIL no es un puto clásico, pero está muy bien para pasar el rato. Con la actuación estelar de Sthephen Geoffreys, actor que se movió entre el terror -lo recordarán de Fright Night- y terminó haciendo porno gay en los ´90, se estrenó en 1988 y nos cuenta la historia de una línea telefónica tarifada (los 976- o 0600-, que hicieron furor en esa época) en donde nos atiende el mismísimo demonio.

Los pasos a seguir son los habituales: Se hace un pacto con el Señor de las Tinieblas, y el te dicta lo que hay que hacer para obtener lo que deseas. El pago, obviamente, es que tu alma arda en el fuego eterno del infierno. Hasta aquí todo en orden, hasta que las cosas se empiezan a salir de control y el mismo diablo termina haciendo de las suyas en la tierra.

Los ingredientes de 976-EVIL son los siguientes: chicas con poca ropa, alcohol, una banda de gamberros problemáticos, madres religiosas chifladas y unos efectos especiales chulísimos (recordemos que estamos en una década dorada para el terror: cualquier idea mas o menos coherente se podía transformar en película y siempre había algún estudio dispuesto a financiar el proyecto).

Así que ya saben amigos, no le hagan caso a rotten tomatoes ni esas mierdas. Pongan cerveza en la heladera y prepárense para pasar la noche acompañados por 976-EVIL, la línea telefónica atendida por el mismísimo Satán. Hasta la próxima.

KEEP THE HEART ON

Jesse Hughes era un chico tímido e introvertido. Si no fuera por su amigote Joshua (que a los 12 años ya era un ropero), no hubiera sobrevivido al secundario. Ya de adulto, cumplió con los requisitos de la White Normal Life: empleo, obesidad, esposa, hijos. De la casa al trabajo, y del trabajo a la casa. Todo marchaba sobre ruedas hasta que un día regresó a su hogar más temprano de lo habitual y se encontró a su esposa con el amante (¿les suena conocida la historia?).

De ahí en más el pobre Jesse se vino a pique: depresión, perdida de peso, tendencias suicidas. Entonces su madre llamó al único amigo que podía ayudarlo: El bueno de Joshua. Se reencontraron y tocaron un poco la guitarra, y viendo que Jesse tenía habilidades musicales, Josh Homme -convertido en rockstar de Kyuss y QOTSA– le propuso un trato: si componía 30 buenas canciones, estaba dispuesto a formar una banda con él.

Y el ya no tan bueno ni pobre de Jesse compuso 50 canciones.

-: ¿Formamos una banda? -: No tan rápido! Antes, una advertencia: este es un puto camino de ida. No hay vuelta atrás. Olvídate de todo lo que sabías, porque tu vida está por cambiar radicalmente.

-: Perfecto, donde firmo? -: Aquí. Listo. A partir de hoy, eres Jesse “The Devil” Hughes.

Ese día nacieron los Eagles of Death Metal y Jesse se convirtió en todo un personaje. Guitarras distorsionadas, algo de hard, un poco de stoner, y mucho humor. Sacaron varios discos, divertidos video clips, y la banda se transformó en un extraño circo donde desfilaron un sinfín de músicos como Dave Grohl, Nick Oliveri, Dean Fertita, Joey Castillo o Dave Catching.

El grupo se había convertido en algo único: Jesse era un personaje controvertido y totalmente fuera de serie (hasta le hicieron un documental: The Redemption of the Devil). Tras sus espaldas pasaban músicos de bandas famosas y reconocidas. Sus shows eran una pasada alocada de rock´n´roll. Y sin embargo los Eagles of Death Metal seguían siendo una banda poco conocida, y eso en parte los hacia especiales. No una banda de culto, pero algo así.

¿Pero como, no teníamos que reseñar un vinilo aquí? EOTM tiene 4 discos, y Heart On fue el tercero. Salió en 2008 y mantiene una constante en la discografía del grupo: es electrizante de principio a fin, y tiene excelente presentación: lámina con fotos a todo color, letras y ficha técnica. ¿Algo más? ¡Sí! ¡viene de regalo un simple 45´s con bonus tracks!

Años después la historia es conocida. Noviembre del 2015 y la masacre de Bataclán. Un coñazo. Obviamente nada fue igual. Hasta Bono de U2 se reconoció fanático de la banda y organizó su concierto de regreso. Incluso hace unos meses apareció un nuevo disco que es exclusivamente de covers. Versiones bastante particulares. No está mal.

Pero, obviamente, ya nada es como antes.

El terror en las profundidades

Hay dos mitos hermanos sobre la población ultraterrena de las profundiades marinas: el mito de los atlantes y el mito de los monstruos marinos. Los dos son tan antiguos como nuestra civilización, y ocupan parcelas anexas de nuestra psique, espalda con espalda.

En los mapas anteriores al Siglo XVIII, los monstruos marinos no pertenecen a la realidad oculta. Están en la superficie, igual que los continentes y las ciudades. Su existencia no se pone en duda. Hay testimonios de sobra. Figuran en todos los bestiarios y tratados de zoología. Son descritos con detalle por la élite de los cartógrafos, naturalistas y científicos del Renacimiento: el Theatrum orbis terrarum de Abraham Ortelius -el primer atlas mundial moderno- o la Carta marina de Olaus Magnus -el primer mapa conocido de Escandinava-. En las cartas de navegación los monstruos marinos no son decorativos. Sirven de advertencia y de recordatorio de sus avistamientos.

En el Siglo IV de nuestra era, el poeta latino Avieno basa su Ora marítima, el primer tratado cartográfico de la Hispania Prerromana, en las crónicas de los muchos navegantes e historiadores previos de la zona, desde Amílcar hasta Tucídides: “Hay que mencionar también que por esta zona la superficie de la mar no alcanza gran profundidad y que apenas un poco de agua cubre el fondo, que las bestias marinas recorren la mar por aquí y por allá, que los navíos se desplazan lentos y lánguidos entre monstruos que nadan por medio”.

Hay cientos de bestias marinas en el Volumen 4 de la Historiae animallum de 4500 páginas de Conrad Fessner, el primer tratado zoológico exhaustivo de la historia. Ictiocentauros, hidras, serpientes marinas, demonios acuáticos. Langostas gigantes capaces de partir barcos con sus pinzas. También los monstruos de Homero y de la Historia natural de Plinio el Viejo: cerdos y perros marinos, sirenas, tritones y nereidas, peces sierra, Escila y Caribdis. Dragones y unicornios de mar. Criaturas antropomórficas como las que describirá la ciencia ficción de cinco siglos más tarde.

Milton en su Paraíso perdido habla “de la bestia marina Leviatán, a quien Dios hizo el mayor de todos los seres que nadan en las corrientes del océano. Duerme tranquilo entre las espumosas olas de Noruega, y con frecuencia acaece, según dicen los marineros, que el piloto de alguna barca perdida lo toma por una isla y echa el ancla sobre su escamosa piel”

Fragmentos de “El Abismo Que Asciende“, ensayo de Javier Calvo para MUNDO SUBTERRANEO, de editorial La Felguera.

CONTINUARÁ…

La hora del lobo

ENGLISH VERSION HERE!

Comunicación internacional con Alan “Harley Wolf” Clark: Sonidos salvajes a 45 rpm arremetiendo desde sus bandejas a través de Knif Files, su ciclo mensual en Radiocore (también disponible en su mixcloud).

Nos cuenta sus comienzos en la radio, y nos recomienda discos, películas y libros traídos directamente desde otra dimensión…

Empecé con los Knif Files hace unos 5 años. Había estado coleccionando simples de 45´s durante más de 10 años en ese momento y quería comenzar a compartir mi colección con otros. Siempre quise asistir a un programa de radio y había estado escuchando algunos increíbles en mixcloud subidos por Radiocore.org. Me puse en contacto con ellos a través de Facebook y acordaron dejarme hacer un show propio...”

.

DISCOS:

Mis propias inspiraciones para coleccionar comenzaron con mi fascinación por Lux Interior de los Cramps. En particular, su único programa de radio “Radio Cramps: The Purple Knif show“, que es una grabación de Lux tocando algunos de sus discos favoritos y novedades marcadas con sus propias introducciones y efectos de sonido… este es un álbum que definitivamente recomiendo comprar!

Y si me preguntas por otro disco favorio, sería “It´s Monster Surfing Time” de  The Deadly Ones! (1964)

.

PELÍCULAS:

¿Una película? Definitivamente recomendaría ver “Spider Baby” (1968)

La pueden ver acá

.

LIBROS:

Dos libros. Voy a elegir “Laberintos: historias seleccionadas y otros escritos” de Jorge Luis Borges y “Las realidades cambiantes: escritos literarios y filosóficos seleccionados” de Philip K. Dick.

Gracias Alan! Pueden escuchar todos sus archivos en mixcloud, y para esta ocasión particular Harley nos recomienda el primer episodio:

Songs The Wolf Taught Us!

VERSIÓN EN ESPAÑOL!

International communication with Alan “Harley Wolf” Clark: Wild sounds at 45 rpm lashing out from their decks via Knif Files, his monthly cycle on Radiocore (also available on his mixcloud).

He tells us about his beginnings on the radio, and recommends records, movies and books brought directly from another dimension….

“I started Knif Files about 5 years ago. I had been collecting 45’s for over 10 years at that point and wanted to start sharing my collection with others. I had always wanted to a radioshow and had been listening to some amazing shows on mixcloud uploaded by Radiocore.org, I contacted them via Facebook and they agreed to let me do a show of my own.”

.

RECORDS:

“My own inspirations for collecting started with my fascination of Lux Interior of The Cramps. In paticular his one off radioshow “Radio Cramps: the Purple Knif show“, which is a recording of Lux playing some of his favorite records and novelties punctuated with his own intros and sound effects… this would be an album I definitely recommend buying!


And if you ask me for another favorite album, it would be “It´s Monster Surfing Time” by The Deadly Ones! (1964)

.

MOVIES:

I’d definitely recommend watching “Spider Baby” (1968)

You can see here.

.

BOOKS:

I choose two books: “Labyrinths: Selected Stories and Other Writings” by Jorge Luis Borges, and “The Shifting Realities of Philip K. Dick: Selected Literary and Philosophical Writings

Thanks Alan!! You can listen to all his files on his mixcloud, and for this occasion particularly Harley recommends the first episode:

galería: The Ghost Train

atención queridos amigos / última oportunidad para subirse al tren fantasma

la feria se marcha hoy / así que es la última oportunidad

¿quieren ver sangre? / ¿muertos vivientes? / ¿criaturas horrendas?

¿o quizás una cabeza cortada con un serrucho? / ¡cuidado! puede ser tu cabeza

no voy a decirles que es un ticket solo de ida / eso ya lo saben

así que queridos amigos / es la última oportunidad para subirse al tren fantasma